19 de abril de 2017

Historia de un desamor

            No era, ni es, ni será; y ni con suerte sería, tampoco eso.
            Es más, el que sea o fuera o fuese, no tiene importancia.
            Y, ni aunque ordenases que sea, llegaría a ser o terminaría siendo.

4 comentarios:

  1. Hay cosas que no tienen remedio, ni aunque busquemos todos los tiempos verbales posibles.
    Buen relato breve.
    Un abrazo, Luisa

    ResponderEliminar
  2. Pasado el tiempo, algunos seguimos esperando que vuelva a suceder.
    Saludo desde www.venitecuento.blogspot.com

    ResponderEliminar