19 de abril de 2017

Historia de un desamor

            No era, ni es, ni será; y ni con suerte sería, tampoco eso.
            Es más, el que sea o fuera o fuese, no tiene importancia.
            Y, ni aunque ordenases que sea, llegaría a ser o terminaría siendo.

17 de abril de 2017

Micros publicados en El Definido a día de hoy

La revista digital El Definido, en su sección de microrrelatos, cuenta a fecha de hoy con algunos míos, a saber: Tiempo de más, El reencuentro, Señales y Primer deseo.
Sin embargo habrá más y no tardando espero.
¿Quieres participar tú, aportar tu granito de arena? En la parte de arriba encontraréis el botón “Actualidad”; y, en el espacio que se despliega la palabra “Microcuentos”, justo ahí es, no lo dudes y pincha.

14 de abril de 2017

Mascarada

Te quitaste el disfraz de adulto en cuanto nos casamos.

12 de abril de 2017

Reclamo, amenaza

El tiempo pasaba. Los días le pesaban siempre un poco más. Y cada vez que una de sus amigas le decía aquello de “estás mejor sola que mal acompañada”, ella se mordía las ganas de ser madre y el miedo de que se le hiciese demasiado tarde.
Mil veces había intentado encontrar una razón lógica que explicase por qué, tras algunas citas, los hombres invariablemente la huían. Nunca consiguió averiguar que el problema estaba en su propia casa, en aquel piso de soltera en el que una habitación para niños equipada hasta el último detalle, lejos de ser un reclamo, era una amenaza.

10 de abril de 2017

Contrasentido

            Queriendo matarse, no dudó en tirarse a las ruedas de aquel coche.
            Empezó a ver imágenes de una vida y también el muerto que dejaría detrás y el rictus triste de su rostro. Entonces, el conductor frenó, él ganó unos segundos preciosos y la vida de la que era espectador avanzó un poco más. Pudo comprobar, mirándola ahora en su conjunto, que su historia no era tan mala como habría creído siempre.
            Esa fue la razón por la que moriría con una sonrisa en los labios.

7 de abril de 2017

Un ángel

-No pude llegar antes, cariño, había un atasco terrible en la carretera por un accidente, eso creo. Tuve que esperar a que llegase la ambulancia, a las manipulaciones infructuosas de los médicos y a que me diesen por muerto.

4 de abril de 2017

Un libro, “Menguantes” se llama

            Ayer os conté que había ganado el Certamen Literario Internacional Hacia Ítaca 2017 con “Prisionera”, micro que ya forma parte de una antología, pero el premio no era ese; el verdadero premio es “Menguantes” el libro digital que distribuye Lágrimas de Circe, en el que encontraréis cincuenta microrrelatos míos, la mitad de ellos inéditos.
            Os dejo la portada y el enlace.

http://lagrimasdecirce.com/microrrelato/136-menguantes-microcuentos-.html

3 de abril de 2017

Prisionera

           Ya no podíamos contar con David, lo supimos en cuanto lo vimos acompañado y camino de casa. El juego había acabado; pero seguimos agazapados. Yo, porque no quería ser un chivato. Juan porque siempre hacía lo que Pedro y éste porque estaba asustado. En cuanto a Celia, ella, porque desde hace horas yacía demasiado inmóvil en el centro de un charco de sangre.
            Empezábamos a entender que el juego había terminado, puede que al poco de iniciarse, antes de que David y su madre se fuesen a casa, cuando Celia empezó a llorar y no la hicimos caso.

http://lagrimasdecirce.com/otros/134-hacia-itaca.html

(con este microrrelato gané el Certamen Literario Internacional Hacia Ítaca 2017, razón por la que aparece forma parte de esta antología; aunque el premio es mucho mejor, pero eso ya os lo cuento mañana)

31 de marzo de 2017

Amigo fiel

Con desesperación vio como el papel que había tirado en la calle comenzaba a seguirle. 

29 de marzo de 2017

Otra historia

No tengo hambre, gracias, dijo.
Insistí y se negó. Probé con amenazas, chantajes y chistes, intenté darle pena; y nada, ni por esas.
Harta y por el cuento, acabé mordiendo la manzana yo, la bruja de la urna. 

28 de marzo de 2017

Lectura de MicroEcos en la Hora del Planeta

           Cosas que pasan.
Se puso en contacto conmigo el grupo local WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza) de Guadalajara (España) porque habían descubierto nuestros MicroEcos Ilustrados y querían saber si podrían utilizar algunos el sábado 25 de marzo, día en el que se celebró la Hora del Planeta. La idea era imprimirlos, leerlos y animar a la gente participara en el concurso de mircrorrelatos que habían organizado.
Evidentemente los dije que estaríamos encantados.
El mismo día 25 me dijeron los relatos que finalmente habían elegido, que son los siguientes:
-Lágrimas negras y Me nace naturaleza, Rosa M;
-Madre Selva, Miguel Díaz Mirón;
-Los que saben del campo, Nani Canovaca;
-Imperdonable, Mónica Brasca;
-Ventaja evolutiva y Beber para olvidar, que son míos.

Mira tú qué bien. Buenísimas noticias y buenísimos recuerdos, no se puede pedir más.

27 de marzo de 2017

Corchos

            Vivir es navegar sin saber nadar, desnudo y solo, anhelando hacer pie o divisar en el horizonte una porción de tierra. Y enamorarse, enamorarse es pretender nadar en una dirección concreta, acomodando el ritmo de las brazadas a las de alguien que permanece a flote de la misma tonta manera.

(microrrelato publicado el pasado día 24 de marzo en Cincuenta palabras)

24 de marzo de 2017

Llaman a la puerta

Es papá. Como zombi está resultando muy pesado. 

23 de marzo de 2017

El letargo

Sólo ellos las vieron: aquellas tres letras pidiendo socorro, escritas con sangre en la acera, junto a la ventana rota de un sótano inmundo. Las borraron orinándose sobre ellas, entre risas; sin embargo no lograrían eliminarlas definitivamente, las letras siguieron allí, dentro de su cabeza, junto al doloroso recuerdo de no haber hecho nada, de quizás no haber hecho nada nunca.
Hoy, años después, las noticias disparan directo a su memoria, las letras vuelven, están otra vez ahí, dolorosamente vivas, escritas una vez más por alguna de las personas encerradas en aquel sótano, exactamente las mismas. “Desarticulado un piso dedicado a la trata de blancas. En el barrio, los vecinos…”. 

22 de marzo de 2017

Un punto de apoyo

Ella siempre creyó que él sería alguien importante en su vida y que sus destinos acabarían tocándose.
El día que eso ocurrió, descubrió ante sí un hombre miserable que en nada se parecía al que ella había esperado.
Se encogió de hombros, sólo hasta ahí llegó su decepción. Pisó con la punta del pie el lugar del encuentro y, sin dudarlo, se impulsó con más fuerza que nunca hacia adelante.

17 de marzo de 2017

Nos hacemos mayores

Yo, a este lado, veo cada vez peor y él, dentro del espejo, pierde reflejos y no llega.

15 de marzo de 2017

Dispara usted o disparo yo


Brevilla, revista de minificción, reúne un impresionante número de microrrelatos policiales y microrrelatistas entre los que me encuentro con “Malo malo” y “Sólo una vez”.
Un regalo que también tú puedes disfrutar en el siguiente enlace: 



Gracias, excelente noticia.

13 de marzo de 2017

Tarde es nunca

Las enterraron vivas bajo un alud inesperado de dolor y soledad pero ellas, las ilusiones y las esperanzas, lejos de pudrirse, encontraron de algún modo la forma de  echar raíces, de crecer y de afianzarse. Nadie lo esperaba, tampoco él, pero un día se encontró levantando la vista de la punta de los zapatos, dejándose bañar por la luz del sol, dispuesto a poner otra vez en juego su corazón, ajeno a sus sesenta años. 

10 de marzo de 2017

Extravío

En cuanto empezó a llover, el paraguas salió a la calle; detrás quedó el hombre, mirando con aprensión por la ventana, sin llegar a comprender que era él el que había sido olvidado.

8 de marzo de 2017

Saudade

Todas las noches de verano ocurre lo mismo; mientras me ahogo y navego entre las húmedas sábanas, oigo los desgarradores gemidos de la nevera echando de menos el ronroneo del calentador, frío y distante.

6 de marzo de 2017

Una frontera


Al principio fue el agua pero, como espejo, pronto presentó problemas; el mayor de todos es que se podía entrever el otro lado y eso dio lugar a todo tipo de cuentos y leyendas, además era posible sumergirse en él, ahogarse o contaminarlo, todas ellas actitudes muy poco recomendables y respetuosas.
Por estas razones, cuando apareció el espejo, aparte de las sustanciales mejoras en el diseño, los mundos que estaban a un lado y a otro hicieron un pacto solemne comprometiéndose a devolver justo la imagen que tenían delante, en un intento desesperado por acabar con la curiosidad que asalta a todo el que mira. El acuerdo fue un éxito y sigue siéndolo, al menos por ahora.
¿Se imaginan qué pasaría si un día en el espejo pudiesen ver en él otra cosa? ¿Por qué, sabiendo lo que van a ver, no hacen más que mirarse una y otra vez?, ¿qué esperan? ¿Será que están obligados a estar ahí cuando ellos miran o es esa curiosidad malsana que sigue buscando más allá de lo que ve, que husmea y que sospecha?

3 de marzo de 2017

Parchís

Se relamía al oírle.
-Te como.

1 de marzo de 2017

Posts con tuits (6)

*Una moneda y la bolsa de cacahuetes es empujada hacia el acantilado. Cae sobre una mano mullida que no duda en abrirla, en destriparla.

*La lluvia menuda que deja huellas en la playa no logrará apagar mi sed, lavar la sangre o borrar el agravio.

*La epidemia de Ricitos de Oro está dejando huella. Los hombres se depilan para no ser osos y las niñas ya no quieren ser rubias.

*Todas me dijeron que era mejor una boda que un entierro. Y aquí estoy, en un jarrón, con los pies mojados, sufriendo la muerte más lenta.

*El niño hizo un barco de la chancla, de esa que calzó el cadáver que, atado a una piedra, yace ya sin ojos en el fondo del lago.

*Eran tres, aunque solo importaban dos porque había uno, y no era el amante, que se sentía como un cero a la izquierda.

*DESCONGELACIÓN 
Mirando la nave espacial nada hacía suponer que un simple fallo hubiese malogrado ya la muy preciada carga humana.

*Harto de sentirse aplastado por la hipoteca, el caracol se vio obligado a ser gusano.

*En el polo las noches son más largas, dijiste, pero lo son más desde que te fuiste, meses de largas son y no parecen acabarse.

*Con un guante de piel humana el robot asiste al humano que muere a su lado, envidiándole las arrugas, los leves defectos, el desgaste.

27 de febrero de 2017

Papel

La discusión de mis vecinos atravesó la pared.
Hoy nos divorciamos.

23 de febrero de 2017

Confesión

El policía entró en la casa en la que se había cometido el crimen, era un afamado experto; solo él podía encontrar una colilla oculta por una cortina, sólo él podía señalar el pomo de la puerta y esperar que se hallasen huellas, sólo él podía recorrer la casa y contar todo lo que había pasado allí, punto por punto.
Todos lo miraban, le escuchaban en silencio, atentos y sorprendidos, absortos e incrédulos.
Una vez acabada la reconstrucción de los hechos, le arrestaron dándole las gracias por haberles llevado de prueba en prueba de un modo tan eficaz y eficiente, evitando de este modo hacerles perder el tiempo. 

20 de febrero de 2017

Transporte urbano

O mala digestión de pasajeros.

16 de febrero de 2017

Judas y el amor

Pronto descubrió que el amor que Él predicaba era opuesto a la exclusividad que él pretendía; por eso le traiciono. Y como quizás no tuviera otra oportunidad, eligió un beso para dejarlo.

13 de febrero de 2017

Victoria

El día que el último hombre murió, la guerra contra los robots tocó a su fin; y un instante después, sin haber tenido tiempo para disfrutar la victoria e incapaces de vivirla, los artilugios mecánicos se pararon, huérfanos de misión.

9 de febrero de 2017

Seremos nada

La carta que encontraron junto a su cuerpo, en la que dejó escrito que nadie era responsable de su muerte, es lo que me ha librado de la cárcel. Que piensen lo que quieran, que hagan lo que crean más adecuado, sé que yo fui quien la mató, quien durante años le minó dándole motivos y razones para querer acabar cuanto antes, quien empujó la mano con la que no dudó en abrirse las venas hasta que la sangre brotase.
Nadie la ha querido más y, también, nadie la ha hecho más daño. Jugué sin pudor con sus sentimientos sólo para sentirme amo y señor de todos sus actos y, ahora que ya no está, me doy cuenta de que sin ella no he sido ni seré nunca nada.
Creo que voy a seguirla. No quiero que se me escape.  

6 de febrero de 2017

La boca agua

El verano vino seco como pocos. Las barcas se bebieron el estanque hasta agotarlo y ahora, olvidadas e inservibles, yacen en el lecho de barro, extienden sus remos como lenguas acartonadas y sueñan con charcos.

2 de febrero de 2017

Juguetes

Estuvo analizando los pros y los contras una vez más. Incluso hizo unas listas bastante pormenorizadas esperando que le ayudasen.
Las ventajas de provocar un fin del mundo eran, sin lugar a dudas, innumerables. De hecho, si lo pensaba bien, sólo había  una cosa que le impedía seguir adelante: la seguridad de que Padre le castigaría con crear otro mundo quizás en menos tiempo y usando chatarra en vez de barro, mientras le repetía aquello de ser responsable y hacerse cargo de las criaturas que uno voluntariamente había creado
Así que, en cuanto lo pensó un poco más, encontró que no tenía ni las ganas ni la energía como para empezar desde cero; dejó que las profecías pasasen una detrás de otra, permitió que ese pequeño mundo siguiese su curso y, a imagen y semejanza de los hombres, hizo lo que había hecho siempre, mirar hacia otro lado y hacer como si todo aquello no fuese con él.

30 de enero de 2017

Héroes

Durante años recibí las palizas e intenté salvarlo. Hoy mi hijo es el hombre que ha echado a su padre de casa, sin golpes, sin sangre.

27 de enero de 2017

Huida inconsciente

Oyó una voz diciéndole que se despertase y la asaltaron imágenes de golpes e insultos. Poco después el susurro se elevó y alcanzó en su mente la consistencia de grito.
Tuvo miedo y eligió hundirse.
Algunas respiraciones después, dormía profundamente escapando tanto del lacerante dolor como de la urgente llamada.
Nunca supo si aquello eran sueños o recuerdos, nunca supo si estaba loca o tenía miedo. Lo importante, lo único importante, es que dejó de soñar o de recordar, sumiéndose para siempre en un instante largo, lleno de calma, eterno. 

23 de enero de 2017

Volatilizado

Debieron de ser los ajos de las angulas que cené. En cuanto me mordió empezó a perder la compostura, a consumirse y a hacer como gárgaras. En unos minutos se había evaporado dejando a mis pies un traje y una capa.

20 de enero de 2017

Todos extraterrestres

ilustración de Paloma Hidalgo
          -No sé qué problemas ves, Jenny, será una fiesta de Navidad como ha habido otras y nada más.
-¿Cómo puedes estar tan seguro? Esto no tiene nada qué ver con la que organizaron los Sakura el año pasado, o la de los Abdel ya hace dos; tampoco con la de los hindús del cuarto derecha, ¿te acuerdas?
-Los Mishka, los del cuarto derecha son los Mishka; y fue una celebración fantástica. Tú misma lo dijiste.
-Que sí, que lo fue. Pero ahora es diferente. Lo he comentado con algunos vecinos y no soy la única que piensa de este modo
-Entonces, ¿qué propones?, ¿que nos quedemos en casa, solos, viendo la tele? Yo no podría, Jenny, de verdad que no podría. Nuestra familia aquí, en este país que no es el nuestro, somos toda esa gente, los Sakura, los Salom, los Juárez y los que vengan.
-Pero´… este año ha de prepararla el del primero interior y…
-¿No es educado? ¿Ha ocasionado algún problema?
-No, no es eso, pero es que…
-¿Qué miedo tienes, mi amor? ¿Acaso temes acabar volando en bicicleta sobre el parque?

(microrrelato escrito para Esta noche te cuento, en su convocatoria con el tema ”emigrantes”)

17 de enero de 2017

Revista La Oca Loca

Tras haber quedado finalista del certamen Picapedreros con “Separaciones que no”, descubrí que el verdadero premio era poder ser articulista de la revista La Oca Loca (revista del centro penitenciario de Daroca) y decidir no dejar pasar la oportunidad.
Hoy empiezo esta andadura con “Victoria”.

Seguiremos informando.

16 de enero de 2017

Ser carabina

Siempre con el punto de mira puesto en el aleteo de las manos.

13 de enero de 2017

Caníbales

Volvieron a repasar la profecía aunque estaban seguros de haberla interpretado bien durante siglos. Al cabo de un tiempo una niña habló y dijo: “No puede ser él, es imposible; le gané al parchís”.
Ya sin dudas, se lo comieron y siguieron esperando pacientemente al siguiente mesías, deseando que estuviese más gordo y… no lo fuese.

9 de enero de 2017

Regeneración

Ese maravilloso viaje que le habían prometido, ese destino, ¿era éste? No quería protestar, pero empezaba a sentirse engañado. Intuía ahora, demasiado tarde, que nada le compensaría las horas de rezos y de buenas obras, que los ejercicios espirituales habían sido en vano, que el amor y el placer le estarían para siempre vetados y que el estado supremo y definitivo de dicha era cuando menos decepcionante.
Dios, ¿era esto el Cielo?
Comprobó entonces, con sorpresa, que el viaje no había acabado, que volvía sobre sus pasos y que, aun habiéndose equivocado de religión, iba felizmente a reencarnarse.